AY LA INCERTIDUMBRE, QUÉ GUERRA NOS DA A VECES.

No saber que va a pasar. No tener el control de una situación. Sentir miedo por lo que está por venir.

Éstas son algunas de las cosas que nos genera la incertidumbre, el desconocimiento del futuro, sobre todo cuando constantemente nos están diciendo que se avecina un futuro muy negro.

¡Ay dios mío! ¡Verás tú que crisis se nos viene encima! ¡A ver como salimos de esta! ¿Alguien ha pensado en los niños?

Sí, seré sincero, la situación no está para tirar cohetes y no es ni la gran oportunidad que el universo te brinda para expandir tu consciencia y desarrollarte personalmente ni tampoco es el mayor drama de la humanidad.  De hecho, como cualquier otro suceso de la vida, es neutra. Y tú me dirás… ¿neutra? ¿Cómo te atreves? ¿Es que no has visto todo lo que está ocurriendo y el sufrimiento que está ocasionando?

Siiii, un poco de calma, por favor. Soy consciente de que lo que estamos atravesando es una situación «desagradable», pero si te paras un poquito a pensar, el que algo sea bueno, malo, horrible, estupendo o todo lo contrario, no es más que una etiqueta que ponemos con la mente. Las circunstancias solo son, lo demás es una interpretación nuestra.

Ahora bien, me centro en el tema que hoy traigo, la incertidumbre:

El ser humano no puede soportar esa falta de seguridad, esa sensación de no tener el control sobre algo. El ego necesita que mentalmente tengamos todo bajo control y que esto nos brinde esa sensación de seguridad, de todo va bien.

Y aquí yo te digo: ¿alguna vez has tenido algo bajo control? ¿alguna vez has sabido con toda certeza lo que va a ocurrir mañana?

La incertidumbre es simplemente un concepto, un concepto que nos acompaña siempre. Es un complemento más, como un colgante que llevas en tu cuello y solo te percatas de que está ahí cuando se presenta una situación que parece estar fuera de ese falso control que tu ego tiene. Viene un virus como el covid-19 y de repente el colgante te empieza a pesar más, te das cuenta de que está ahí y empiezas a entrar en pánico y a temer lo desconocido, lo que no existe, el futuro.

Y es que no hay nada menos productivo que preocuparse de algo que no existe, el futuro. Es como cuando de niño sufrías y te asustabas con los monstruos de debajo de la cama. Tu mente estaba segura de que ahí había algo horroroso y terrorífico a lo que temer, pero en realidad no había absolutamente nada, no existía.

El futuro es lo mismo, es una ilusión que va de la mano de la incertidumbre. Ahora estás percibiendo ese colgante en tu cuello más que en otras ocasiones porque estás perdiendo la sensación de tener todo controlado y la seguridad de que vas a tener un trabajo, dinero, casa, etc.

Pero yo te propongo que te montes momentáneamente en la máquina del tiempo conmigo y viajemos un poquito más atrás. Vámonos a noviembre del 2019… ¡qué tiempos aquellos, eh! Ni covid ni todo lo que este virus entraña.

Te aseguro que en noviembre del 2019 ya llevabas puesta la incertidumbre, como te indicaba, es algo inherente al ser humano. De la misma manera que ahora, era imposible que supieras lo que iba a suceder, pero como no había ninguna circunstancia estresante estabas más tranquilo. Tus niveles de incertidumbre eran probablemente muchísimo menos elevados que ahora. Tu ego consideraba que las cosas estaban medianamente bajo control.

Y sin embargo, fíjate todo lo que estaba por venir sin que tan siquiera lo supieras. Quizá en noviembre pensaras que todo iba viento en popa, que tu trabajo era estable, que podías pasar todo el tiempo que quisieras con tus seres queridos, tenías la libertad de viajar y hacer lo que te diera la gana… y de repente, ¡zasca! ¡Coronavirus! Y todos los esquemas empezaron a tambalearse.

Venga, volvamos al presente. Y te recomiendo algo, quédate en el presente todo lo que puedas, busca tu mejor manera de vivir en el aquí y el ahora porque es lo que te llevará a un mundo interior más equilibrado y en paz. Mi lema actual es «vivir un día cada día» y pensar en el futuro lo justo y necesario. Por mucho que te enredes en las garras de la incertidumbre, no hay nada que puedas hacer. Es imposible que llegues a saber que ocurrirá en el futuro, primero porque no existe y segundo porque las circunstancias de la vida pueden cambiar de un segundo a otro.

Preocuparse y sentir inquietud por lo que está por venir, es casi tan absurdo como haberse preocupado por una pandemia en noviembre del 2019. Seguramente, de haber sido así, hubieras pensado que estoy loco.

El control es una ilusión y cuanto antes aceptes esto antes te librarás de un peso que te autoimpones. El rendirse a la vida no significa ser indiferente a lo que te suceda o pueda suceder, no tiene nada que ver. Tiene más que ver con la aceptación de un mundo que tiene lugar ahora. Ni ayer, ni mañana, solo ahora. Y solo ahora tienes el poder de vivir y cambiar las cosas, las que ocurren en este momento.

Hay quien pueda decirme: «ah, bueno, pues nada, como el futuro no existe, entonces no hagamos planes ni tengamos metas u objetivos»

Y yo le diría: «la clave está en planear lo justo y necesario y disfrutar del camino hoy tal y como se presente, sin apegarse a lo que tenías planeado o creías que debía ocurrir»

Y con esto termino por hoy, espero que haya podido aportarte una visión diferente sobre la incertidumbre y que ayude a mirarlo desde otro ángulo. Ten en cuenta que siempre, siempre, siempre, lo que sientas, pienses y hagas va a depender únicamente de ti.

Un fuerte abrazo.

Víctor

5 CLAVES PARA LANZARSE AL VEGANISMO

*Tus datos están a salvo conmigo conforme al RGPD, debes leer y aceptar mi Política de Privacidad y esta es la información que debes saber: Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Víctor Mondejar como responsable de esta web, siendo: la Finalidad: el envío de la información solicitada y suscripción a mi lista de emailmarketing. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos serán guardados en WebEmpresa, Active Campaign y Gmail, mis proveedores de hosting,emailmarketing y email.  Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@victormondejar.com. Para más información consulta mi Política de Privacidad.

Minicurso 3 Experiencias de autoconocimiento b

Minicurso

3 Experiencias de autoconocimiento

*Tus datos están a salvo conmigo conforme al RGPD, debes leer y aceptar mi Política de Privacidad y esta es la información que debes saber: Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Víctor Mondejar como responsable de esta web, siendo: la Finalidad: el envío de la información solicitada y suscripción a mi lista de emailmarketing. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos serán guardados en WebEmpresa, Active Campaign y Gmail, mis proveedores de hosting,emailmarketing y email.  Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@victormondejar.com. Para más información consulta mi Política de Privacidad.

¡Abrir WhatsApp!
1
¿Alguna duda o pregunta? ¡Escríbeme!
¿Alguna duda o pregunta? Envíame un mensajito y estaré contigo a la mayor brevedad.