¡Hola amigos!

Os traigo un tema del que me apetecía escribir unas líneas y expresar lo que opino, más que nada porque en lo personal me ha tocado bastante.

¿qué es la infoxicación?

Se trata de un exceso o sobrecarga de información que te impide profundizar y avanzar en el o los temas que te interesan.

¿Cómo se aplica esto al desarrollo personal?

Pues mirad, os cuento mi historia por si os sirve de ayuda. quizá os sintáis identificados. Hace ya como tres años que empecé a «hurgar» en el mundo del desarrollo personal. Había tocado fondo, o estaba cerca. Sentía un vacío en mi interior que ya no lograba llenar con las habituales anestesias, tales como, en mi caso, alcohol, sexo, compras, fiesta, ascensos en el trabajo, nuevas amistades, etc. La insatisfacción estaba gobernando mi vida y mi ego se alimentaba constantemente dejando mi verdadero ser en un tercer plano.

Era muy frustrante descubrir que ya no podía suplir mis carencias con lo mismo de siempre. Autodestruirme tratándome mal por dentro y por fuera empezaba a ser demasiado dañino. Yo lo sabía, me daba cuenta, pero luego miraba a mi alrededor y veía que el resto de humanos que compartían experiencia vital conmigo utilizaban los mismos métodos que yo para sentirse bien, o para al menos intentar sentirse bien.

¡Guao!, pensé, estamos todos en una carrera. Por fin empezaba a entender aquello de la carrera de ratas. Parece que nos estábamos agolpando los unos con los otros corriendo en direcciones desconocidas con tal de lograr huir del sufrimiento, el dolor y la insatisfacción.

Dado que era consciente por fin de que huir no era la solución, que las anestesias habituales solo lograban tapar y esconder más aún mi dolor, me puse manos a la obra a investigar diferentes fuentes que pudieran aportarme un rayo de luz. Aquí es donde empecé a infoxicarme cual yonqui de la información sobre desarrollo personal y espiritual.

mi camino de infoxicación hacia la superación personal

Pues si queridos, me empapé de todo lo que pillé por blogs, vídeos de YouTube, podcast, libros, etc. Empecé a seguir a los personajes más influyentes del mundo del desarrollo personal y espiritual. Y oye, no os voy a engañar, empecé a experimentar grandes cambios. No es que esos cambios llegaran solos, si no que a través de la información que consumía y mis ganas de evolucionar estaba construyendo algo distinto.

Sin embargo, llegó un punto en el que mas que evolucionar sentía que estaba cayendo en un estancamiento que se mezclaba con confusión. Estaba probando muchas cosas a la vez e intentando resolver mis incidencias más profundas por mi cuenta y, claro, en internet no hay filtros. Buscas, encuentras, así de fácil.

Era mucha información para procesar, y así como tengo la creencia de que las personas tenemos una increíble capacidad de ser autodidactas, con el desarrollo personal y espiritual me di cuenta de que es mucho mas complejo. Esto no es como aprender un idioma por ti mismo (yo ya lo hice, y no me fue mal) o aprender a cambiar un grifo viendo un vídeo de YouTube. No, amigos, nada que ver.

Esto del desarrollo personal y espiritual es algo muchísimo más profundo. Cada persona tiene en su interior su propio mundo, o mejor, su universo, y aunque al final los humanos no estamos separados realmente, sí que es cierto que en el proceso de desarrollo personal tenemos caminos muy dispares.

Finalmente, lo que sucedía, es que acababa chocándome con el mismo muro una y otra vez y el disponer de tanta información pero no lograr avanzar y entender mi sufrimiento con claridad me desmotivaba por completo. Me hacía empezar a creer que yo no podía lograr ser más feliz y sin darme cuenta caía nuevamente en viejos hábitos autodestructivos. ¡Estaba en una rueda de autodestrucción!

Mi firme promesa

¡Se acabó! me dije a mi mismo, ¡Voy a tomar cartas en este asunto, no puedo seguir así! Pese a toda la información que había absorbido y los pequeños avances logrados… seguía sintiéndome perdido. Pensé que de la misma manera que cuando me crece el pelo, si quiero un corte en condiciones, voy al peluquero, o cuando se estropea la lavadora llamo a un técnico, ¿por qué no iba a hacer lo mismo con algo tan sumamente importante como mi desarrollo personal y espiritual? Solo bastó el hacerme estas cuestiones para que entrara en acción y fuera a por todas.

Busqué a una persona con la que sintiera una conexión sincera y profunda, alguien con quien me sintiera identificado y que pudiera entender mis dolores del alma mucho mejor, y pese al esfuerzo económico, me lancé a la piscina.

¡Menudo salto! Cuando terminamos de trabajar juntos recuerdo que lo único que me vino a la mente fue: ¿Por qué no habré hecho esto antes? Trabajar con Cintia de una forma personalizada y tan llena de amor, empatía y experiencia fue maravilloso. Me ayudó a reconectar conmigo mismo y a entender con suma claridad mis sufrimientos. Entré de lleno en mi interior y de algún modo aprendí muchísimo más sobre mi mismo y la vida que con toda la información que me había metido a bocajarro anteriormente.

conclusión final

Lo que aprendí en este maravilloso camino al despertar de mi consciencia es que, por mucho que me empeñara, hay cosas que no se pueden hacer sin ayuda del profesional adecuado. En mi caso fue una mentora y coach espiritual, en el tuyo quizá sea acudir a un psicólogo, coach, o cualquier otro profesional. Pero si me permites decirte algo, en cuestiones relacionadas con tu felicidad, tu alma y tu desarrollo personal, no se me ocurriría escatimar.

Hoy por hoy hay cientos de profesionales válidos con formación adecuada para ayudarte, además, dentro de esa variedad hay personas que han pasado por experiencias vitales muy similares a las tuyas con las que vas a poder conectar y sentirte como en casa. Por supuesto, dados los beneficios de algo así, el gasto de dinero es verdaderamente ridículo. (sobre todo teniendo en cuenta las insanas sumas de dinero que gastamos en seguir corriendo como locos en la carrera de ratas)

Gracias por leer hasta aquí, tenía muchas ganas de escribir este blog, quizá si lo hubiera leído en su momento me habría lanzando mucho antes a la piscina para apostar por mí mismo.

Un fuerte abrazo

5 CLAVES PARA LANZARSE AL VEGANISMO

*Tus datos están a salvo conmigo conforme al RGPD, debes leer y aceptar mi Política de Privacidad y esta es la información que debes saber: Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Víctor Mondejar como responsable de esta web, siendo: la Finalidad: el envío de la información solicitada y suscripción a mi lista de emailmarketing. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos serán guardados en WebEmpresa, Active Campaign y Gmail, mis proveedores de hosting,emailmarketing y email.  Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@victormondejar.com. Para más información consulta mi Política de Privacidad.

Minicurso 3 Experiencias de autoconocimiento b

Minicurso

3 Experiencias de autoconocimiento

*Tus datos están a salvo conmigo conforme al RGPD, debes leer y aceptar mi Política de Privacidad y esta es la información que debes saber: Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Víctor Mondejar como responsable de esta web, siendo: la Finalidad: el envío de la información solicitada y suscripción a mi lista de emailmarketing. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos serán guardados en WebEmpresa, Active Campaign y Gmail, mis proveedores de hosting,emailmarketing y email.  Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@victormondejar.com. Para más información consulta mi Política de Privacidad.

¡Abrir WhatsApp!
1
¿Alguna duda o pregunta? ¡Escríbeme!
¿Alguna duda o pregunta? Envíame un mensajito y estaré contigo a la mayor brevedad.